. -->
ÚLTIMAS RESEÑAS

27 diciembre 2012

Crítica: DONDE SIEMPRE ES OTOÑO de Ángeles Ibirika










Titulo: DONDE SIEMPRE ES OTOÑO
Autor: Ángeles Ibirika
Editorial: Planeta 
ISBN:9788408005094
Formato: E-book 
Páginas: 480














Como cada otoño, Ian O´Connell, afamado escritor de novelas de amor, se aísla en su apartado refugio de Crystal Lake para escribir su nuevo éxito. En su desesperada búsqueda de la inspiración que por primera vez le ha abandonado, encontrará a Elizabeth Salaya. En ese entorno idílico, mientras la va convirtiendo en la protagonista de su novela, el amor comenzará a entretejerse entre los dos sin que él sea consciente. Un amor que nunca creyó que existiera más allá de los libros, y que, junto al gran secreto que esconde Elizabeth y por el que intentará alejarlo de su lado, le harán dudar de todo lo que hasta entonces había creído firmemente. En la hirviente Manhattan, envuelta en el ardor de los candidatos en plena carrera hacia la Casa Blanca, los caminos de Ian y Elizabeth volverán a cruzarse. Pero en medio de intrigas, ambiciones y cadenas de favores que amenazan con tambalear los cimientos de la alta sociedad neoyorquina, será enfrentarse a sus sentimientos y miedos lo que cambie sus vidas para siempre.


FRAGMENTO:
—Siempre he sabido lo que quería y lo he ido consiguiendo sin demasiado esfuerzo —musitó, sin apartar los ojos de los suyos—. Mis pasos han sido firmes en un camino que yo mismo trazaba, hacia un destino que yo mismo elegía. —Negó con lentitud con la cabeza—. Y ahora no sé ni lo que va a ocurrir mañana. Miro dentro de mí y no me reconozco.

Elizabeth suspiró, callada, deseando que también él guardara silencio, que no siguiera describiendo lo que le parecía su propio dolor y su propia aturdida vida.

Ian contuvo a duras penas las lágrimas y se atrevió a rozarle el brazo desnudo con las yemas de los dedos. Ante la quietud con que ella aceptó la delicada caricia, acercó el rostro a su pelo, sin tocarlo, para llenarse con ese olor a atardecer que llevaba rato revolviéndole las emociones.

Los celos que durante toda la noche se le habían estado enconando en el alma habían desaparecido y ya sólo deseaba alargar ese dulce momento que, estaba seguro, había llegado para ser el último.

—No temas, no pretendo nada —trató de serenarla al sentirla temblar—. Sólo quiero estar así un instante. 

—Sonrió con una serena tristeza—. ¡Hueles a tantos hermosos atardeceres…! Hueles a atardecer empapado de lluvia, a atardecer pintado de ocres y amarillos, a atardecer de cálidos rayos de sol dorando el agua…
Siguió acariciándole el brazo con suavidad, respirando a escasos milímetros de su nuca y empapándose con su olor mientras le detallaba todos los atardeceres que contenían su aroma. Y mientras le susurraba, casi pegado a su piel, una inquietud, muy diferente a la que él creyó entrever cuando la sintió temblar, se le fue enredando a ella en el corazón.



Ángeles Ibirika nació en Ugao-Miraballes, un pequeño pueblo cercano a Bilbao y vive en el campo en compañía de su esposo, sus dos hijos y sus perros. Siempre ha trabajado rodeada de libros; en una editorial o regentando su propia librería. Hace pocos años resurgió su inquietud por escribir, cambiando las poesías de su juventud por novelas cargadas de sentimientos. La propia Ángeles dice: «Mi gran reto es emocionar y conquistar la complicidad del lector. Conseguir que se sienta tan unido a los personajes que tras meses de haber cerrado el libro se pregunte qué habrá sido de ellos tras superar tantas calamidades.» Es autora de Entre sueños (2010), galardonada como Mejor debut romántico en El Rincón Romántico y con el Premio Romántica’S como mejor autora revelación española; y Antes y después de odiarte (2011), con la que ganó dos premios Dama. Donde siempre es otoño es su tercera novela publicada.


Hay historias que sin pensarlo logran conmoverte, historias que al leer sus frases lográn hacerte llorar y revivir momentos de tristeza y amor infinitos. Historias, que fueron creadas a partir de un sentimiento que sin pensar se reproduce hasta dejarnos saciados y ansiosos de más. Te preguntas, como alguien puede plasmar en un papel tantas sensaciones de amor, alegría  ira, nostalgia, ternura... y tantas más que no acabaría por decirlas todas. Realmente quisiera saberlo, pero creo que todo se resume en tener un don. Me permito escribirles lo que le dije a la autora de esta novela en su Facebook una vez termine de leer la ultima pagina: "Creo que tu nombre no es casualidad, lo tuyo querida Ángeles es un don celestial, tus manos estan destinadas a hacer vibrar y hacer sentir mas que nunca de sentimientos los corazones de nosotros tus lectores. Gracias por esa hermosa novela "Donde siempre es otoño". Acabo de finalizarla aparte de llorar y sentir como hace mucho no lo hacia, esta novela me ha cautivado y robado el alma." Y quiero decirle a esa maravillosa escritora que cada palabra dicha, es solo parte de lo que se merece. 

Donde siempre es otoño, es una de esas novelas que se te atascan en la mente sin remedio. Que te golpean la conciencia y aun así   das gracias por tener la buena fortuna de poder leerlas. Esta hermosa novela logró conmoverme muy profundamente, como libros logran hacerlo. Quizás porque adoro el otoño que aun no he podido vivir pues en mi país no contamos con esta estación, y siempre he tenido ese anhelo de vivir bajo la calidez de esa temporada, aun no lo se. En medio de ese color cobrizo que calienta el alma, la autora ha desarrollado una historia demoledora. Esta repleta de atardeceres por doquier, de penas y alegrías. El libro esta escrito con una prosa, delicada, dulce y tierna, pero también  cínica y cruelmente realista cuando es Ian quien expresa sus sentimientos. Cada capitulo esta determinado no solo por un numero sino por una frase que indica el momento a desarrollarse en el mismo. El libro esta ambientado en Manhattan y Cristal Lake respectivamente, bajo el clima político estadounidense, el cual la autora hizo gala de un manejo muy acertado. Casi podía verme en medio de las plenarias del partido demócrata  Esta tensión propagandista es la que sirve de fondo para que los dos personajes principales desarrollen una relación que a pesar de ser tensa, conserva altas cotas de intriga y pasión. Es una batalla por no sucumbir al odio y el rencor, cosa que es inútil pues ambos están hasta los huesos de amor el uno por el otro. Sin embargo, son los secretos y las medias verdades y mentiras las que no les dejan llevar a cabo su felicidad. Pero, ¿de quienes les hablo?

De la pareja estrella que conforman los personajes, los cuales dicho sea de paso me encantó (al igual que la  mayoría de féminas que han leído la novela) Ian, quien es un personajes atractivo e incitante, cínico agresivo y apasionado. No tiene reparos para obtener lo que quiere. Es escritor de novelas de amor, sin embargo no cree en ese sentimiento. Para el solo basta el sexo y el cariño, mejor ser infiel y estar cociente de ello, que autoflagelarse con culpabilidad al traicionar a al quien a quien supuestamente amas. Este cinismo en él, dura hasta que conoce su talón de aquiles, que no es para nada como él, y es allí cuando se encuentra perdidamente golpeado por esa sensación tan inestable y explosiva, tan nueva, que cambia su modo de vida y sus hábitos  lo cambia a él.  Es entonces que comprende que lo que siente es eso de lo que tantas veces ha escrito y nunca llego a creer; el amor. Por su parte Elizabeth, es una mujer dorada. Dulce y sensible, con un corazón entristecido por las circunstancias y sin embargo fuerte, Ian llega a su vida e inevitablemente la desestabiliza, no puede evitar amarlo poco a poco hasta saturarse, sin embargo existen razones más poderosas que no permiten entregarse a él por completo, y esa posibilidad de hacerle daño lo que la consume poco a poco.
 Ambos viven un torrente de conflictos, de encuentros y despedidas que los golpea y deja exhaustos, para luego de nuevo sucumbir a esa atracción. La química entre ambos es fantástica  hermosa y sensual. Se complementan en cada escena, el endureciéndola y ella sensibilizándolo por a poco. El mayor atractivo de la novela es la relación de ambos sin duda. El resto de los personajes, juegan un papel versatil en la trama, no son pasivos al contrario desempeñan un papel revelador que ayuda a engranar la novela, cada uno de ellos resulta muy acertado. 

Finalmente, debo concluir en que he adorado cada frase y cada linea de esta novela, se ha convertido ipso facto en una de mis favoritas de este año, me atrevo a decir que del genero también  Es un libro que es indispensable tener a mano. Espero que realmente disfruten leyéndola si se animan, lo cual encarecidamente les pido que hagan; no se arrepentirán. Me despido deseándoles un venturoso año nuevo.

Besinis
Se les quiere.-

Si te gusta, o crees que la entrada será útil para tus amigos o contactos compártela. ¡Gracias!

2 comentarios:

  1. es un libro PRECIOSO! de mis favoritos de este año sin duda. Me llegó al corazón al igual q a ti y ahí sigue, grabado a fuego. Es un libro lleno de sentimientos a flor de piel. Coincido contigo...la escritora tiene un don y lo ha plasmado en forma de libro. Me alegro q hayas disfrutado tanto como lo hice yo

    besos y gracias por la reseña

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto Alyena, lo mio con este libro un encuentro afortunado.

      Eliminar

Estimado Lector(a) y/o visitante del Blog.

Aprecio enormemente tu visita, aún más tus comentarios;principalmente aquellos que sean escritos con respeto, moderación y educación, estos serán aprobados, publicados y agradecidos por mi parte; pero los comentarios que incluyan groserias, spam o mera publicidad no serán publicados ya que solo tienen fines ajenos a la naturaleza del blog.
Un abrazo, gracias por pasar por aqui.
***IMPORTANTE: Todos los comentarios que realicen NO APARACERAN INMEDIATAMENTE sino luego de que yo los revise y sean aprobados.