. -->
ÚLTIMAS RESEÑAS

17 marzo 2016

Amistad y fidelidad son posibles algunas veces


EL BLOG DE BRUNO, EL RATÓN CAZALIBROS 

AMISTAD Y FIDELIDAD SON POSIBLES ALGUNAS VECES

Ya llevo dos años escribiendo este blog y por tanto es obvio que me repita en algunas de esas cosas que tengo claras, y por tanto me habréis leído ya varias veces aquello de quien tiene un amigo tiene un tesoro, porque lo creo de verdad, aunque sea complicado saber quién es de verdad un amigo y quien no lo es, y a veces puedas sentirte engañado, y frustrado por gente que pensabas que eran esenciales en tu vida y al final sólo han pasado por ella en un momento determinado, o no han sido lo que creías que eran, y lo peor es no saber por qué, ni que te dejen averiguarlo. Sin embargo, una de las cosas buenas de la vida es que las relaciones debes tomártelas tal como vienen  y que no sólo se cuenta con las personas sino también con los animales. Muchos de nosotros tenemos mascotas, a las cuales queremos como miembros de nuestra familia. Sobre todo, los perros y los gatos, son para muchos, uno más. A mí me gustan mucho más los perros que los gatos, por ejemplo, y aunque nunca he tenido uno, me encanta su fidelidad,  y veo con perros de mis amigos, esa relación tan especial, y muchas veces ellos mismos me han  comentado, que su perro es mejor que algunas personas, y te hacen mejor compañía. Y así nos lo demuestra Alejandro Palomas en su última novela, UN PERRO, en las librerías ya de toda España para robarnos el corazón una vez más.
Después de UNA MADRE, novela de la cual llevamos ya 9 ediciones y un no parar de elogios, de Un HIJO, premio Joaquim Ruyra 2014 y de la cual se desprende magia, nos llega UN PERRO que nos retrata esa fascinante relación que es posible tener entre un hombre y un perro, eso que quizás sólo puedan entender algunos, y respetar otros, pero que existe este vínculo es cierto, y Alejandro, igual que Cesc Gay en la película TRUMAN, son testigos de ello.
Leer esta novela no nos va  dejar indiferentes, como todas las de Palomas, ni a los que le gustan los perros ni a los que no, porque es una novela que habla del amor y de lo complicado que es relacionarse y hablar con el corazón. Palomas vuelve a superarse y se destapa, emocionándonos con las relaciones de su universo familiar,  en el cual uno de sus ejes es R, junto nuestra Amalia, y digo nuestra porque seguro que muchos lectores ya os parece conocerla y hasta quererla, y sin olvidar las miradas de Fer y sus dos hermanas.
Otro momento único de la vida, como si nada más pasase, dónde los personajes vuelven a estallar para bien y para mal. Alejandro sabe tocar donde duele, y también despertarnos magnificas sonrisas, sólo describiendo una situación, puntual,  que volverá a desencadenar  confesiones y verdades como puños, como pasa en las mejores familias, en las mejores relaciones. La dificultad de decir las cosas, las verdades, de la mejor manera posible sin que duelan, o sin que ofendan, es un arte,  pero con AMOR se puede vencer todo, incluso los peores  miedos, y en esta novela que va directa al corazón se sufre, se ríe y al final valoras lo difícil que es escribir sobre emociones, y lo fácil que lo hace Alejandro, dejándonos de nuevo una novela que estoy segura dejará huella.








Si te gusta, o crees que la entrada será útil para tus amigos o contactos compártela. ¡Gracias!

1 comentario:

  1. ¡Pero que hermoso suena este libro, yo no sabia de ninguno de los tres que tiene este autor, pero que genial, esas son los libros que da gusto encontrar, ¡Saludos!

    ResponderEliminar

Estimado Lector(a) y/o visitante del Blog.

Aprecio enormemente tu visita, aún más tus comentarios;principalmente aquellos que sean escritos con respeto, moderación y educación, estos serán aprobados, publicados y agradecidos por mi parte; pero los comentarios que incluyan groserias, spam o mera publicidad no serán publicados ya que solo tienen fines ajenos a la naturaleza del blog.
Un abrazo, gracias por pasar por aqui.
***IMPORTANTE: Todos los comentarios que realicen NO APARACERAN INMEDIATAMENTE sino luego de que yo los revise y sean aprobados.